Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • KN-93 hydrochloride Al respecto Baudrillard se ala que

    2018-11-13

    Al respecto, Baudrillard (1969) señala que esta totalidad es de orden moral, porque ahí quedarán materializadas las relaciones personales del grupo que cohabita en ese continente espacio-objetual. Sin embargo, Baudrillard olvida mencionar que estas relaciones son también relaciones de poder, y que la familia tradicional, con que el autor asocia este orden, no es simplemente un grupo humano unido por el parentesco, sino una forma ideológico-política mediante la cual el proyecto liberal del siglo xix logró ajustar el orden social al orden económico; un sistema que adjudicó KN-93 hydrochloride las mujeres el papel de cuidadoras y que logró privarlas de su participación en el espacio público. Podemos afirmar, entonces, que la vivienda se convertirá en la representación material de la subordinación femenina, de su explotación y confinamiento, y que la estructura espacio-objetual, formal y temporal, que la vivienda burguesa estipuló como un verdadero arquetipo hegemónico, será un sistema codificado en esta opresión. En efecto, esta estructura tendrá además como objetivo desactivar por completo la capacidad de las mujeres para subvertir este orden y velar el sentido político que toda estructura espacio-objetual porta por el hecho de estar significada a través de las relaciones sociales. En resumen, se trata de inhibir lo que Arendt (1997) denominó la “acción política”, aquella que es capaz de modificar a través de un acto consciente (a través del discurso) la intersubjetividad, es decir, la esfera de lo común. Más que un acto de continuidad, la “acción” es un acto de irrupción que requiere colocar la individualidad dentro de lo público. Pero debemos tener cuidado, porque no hablamos de simple voluntad ni de un simple acto producto de la necesidad, sino del principio de pluralidad vinculada con la libertad que es propia de la condición humana. Solo a partir de este principio podemos hilar el discurso que es en sí la estructura espacio-objetual. Componer un sistema de espacios y de objetos, con la consciencia de que en realidad lo que componemos e intervenimos es el orden social, es la única forma en que podemos contrarrestar la plétora de discursos, normas y dogmas que las personas especialistas del espacio y del diseño hemos generado especialmente para quienes habitan la urbe capitalista. Por ello, el cuerpo femenino, su trabajo y el espacio que ocupan para realizarlo se han convertido en lugares constantemente colonizados para eliminar cualquier intento de sublevación.
    El criterio dicotómico Para el sujeto moderno, la fragmentación del mundo material y su paulatina disgregación no constan de pequeñas unidades que mantengan una interacción conjunta, sino que su marco de sentido ha reducido toda esta complejidad a race una simple división en partes surgida de la posición que este ocupa en el proceso epistémico. Al percatarse de su existencia, el individuo constata que se encuentra inserto en un mundo que no-es él, que es otra cosa y que por ende se halla fuera de toda comprobación existencial. El mundo puede ser o no, pero su conciencia no le rebatirá su propia presencia. Partida así la realidad, dividida en aquello que soy y en aquello otro que no-soy, deviene la polaridad presencia-ausencia, la cual determinará el fundamento de la epistemología occidental. Para Maffía (2005), la característica de esta bivalencia codificada en los pares dicotómicos es que es exhaustiva y excluyente, lo que significa que, por un lado, forma una totalidad sin que quepa alternativa alguna, y por el otro, que si algo pertenece a un lado del par, automáticamente deja de pertenecer al otro. Además, las dicotomías evidentemente nacen sexualizadas, porque el sujeto epistémico, el-que-conoce y que subyace al cogito ergo sum, es sin duda un varón. En efecto, el sistema patriarcal traducirá, a partir de su propia lógica, este principio filosófico en el binomio masculino-femenino y lo convertirá en una premisa dentro del sistema social de la Ilustración.