Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • El promedio de crecimiento econ mico de

    2018-11-09

    El promedio de crecimiento económico de los 28 países de la ue tuvo un comportamiento fluctuante entre 2003-2007, que se agudizo en 2008 y 2009 con la crisis global, hubo después un ligero repunte en 2010, sin embargo en los años de 2011 NSC23766 2014 el promedio de crecimiento ha sido errático sin tener un ritmo sostenido en el aumento de la actividad económica. Como ejemplo Alemania, la principal economía de la ue, a pesar de que se recuperó en 2010, tuvo un decrecimiento de 2011 a 2013 y para 2014 apenas obtuvo un ligero crecimiento de 1.6%. Todo ello indica que la demanda agregada, en los países de la Unión Europea ha estado sujeta en el sector financiero al mercado global y a las recesivas fluctuaciones cíclicas de corto plazo en la actividad productiva, la respuesta ante esa situación fue una mayor intervención del Estado en la economía. El restar soberanía monetaria a raíz de la creación de la zona euro y adaptarse al mercado monetario basado en una moneda única entre sus integrantes, limitó la capacidad de acción de los hacedores de política monetaria en cada uno de los países miembros, al subordinar los instrumentos de la política económica y cambiaria al sostenimiento de una tasa de interés y tipo de cambio. Frente a esta situación los países integrantes de la Unión Europea se sujetaron al control de la política monetaria establecida por el Banco Central Europeo, dejando en cambio que los países tuvieran margen de acción en la política fiscal. Sin embargo la misma política fiscal tiene que equilibrar los desajustes monetarios a través de la reducción del déficit público y del nivel de endeudamiento, lo que sólo es posible si se reduce el gasto público, se aumentan los impuestos y se reestructura la deuda solicitando más créditos para cubrir el desbalance en los recursos públicos.
    Creciente endeudamiento El proceso de integración de la zona euro ha estado a prueba por los efectos negativos que se han dejado sentir sobre las economías europeas a partir de la crisis de 2009, el problema macroeconómico fundamental es el llamado problema de la deuda soberana que enfrentaron cinco de sus países miembros, este problema consiste en una deuda de magnitud superior al 100 por ciento de su pib. Los países que registraron esos montos elevados de endeudamiento del sector gubernamental, como se observa en el cuadro 2, con datos trimestrales de 2011 hasta el primero de 2014 son Grecia, España, Portugal, Italia, Irlanda y Chipre. En el mismo cuadro, puede comprobarse que el promedio de la deuda pública de los 28 países que actualmente integran la ue, aumentó en el mismo periodo del 71.6 al 78.4 por ciento del pib, lo cual muestra el efecto de la crisis financiera mundial. Como ya habíamos señalado estos datos indican una clara violación de lo establecido en el Tratado de Maastricht de mantener en un 60 por ciento el nivel de endeudamiento con respecto al pib. En el caso de España los efectos de la crisis se vieron reflejados en la creciente demanda de trabajo de la población joven y preparada, que se enfrentaban a lignin un mundo laboral cada vez más restringido, y que con la recesión del ciclo de corto disparo los niveles de endeudamiento partir del 2012, que como ya se señaló superaron lo exigido por el Tratado de Maastricht; alcanzando el 84.5 por ciento de endeudamiento del pib para el primer trimestre de 2014. Lo anterior lo antecedió un aumento constante del ritmo de crecimiento económico, el cual se indica en el cuadro 1, observamos como la situación de España y Grecia en los años de 2003 a 2007 fue de un crecimiento económico positivo, sin embargo, este ritmo de crecimiento mostró su fragilidad frente a la crisis financiera global; en el caso de Portugal mostró, para los mismos años, un crecimiento económico precario de su actividad económica. Con respecto al nivel de endeudamiento medido en términos del pib para Grecia y Portugal en los años de 2011 a 2014, muestran (cuadro 2) niveles superiores al 100 por ciento con respecto al pib, mientras España para esos años tiene un promedio de endeudamiento con respecto al pib de alrededor del 70 por ciento.